El primer ministro español anuncia la fecha de reunión con el catalán premier

El Primer Ministro español Pedro Sánchez se reunirá con el catalán premier Quim Torra la primera semana de febrero en Barcelona para discutir temas relacionados con Cataluña. La reunión es parte del acuerdo, el líder del Partido Socialista (PSOE) se hizo con el separatista catalán esquerra Republicana (ERC) con el fin de asegurarse de que él podría ser jurado de regreso a la oficina por el Congreso. El CEI acordaron abstenerse de Sánchez de investidura oferta con la condición de que el PSOE se comprometen a iniciar negociaciones sobre la situación política en Cataluña y en el futuro de la región.

El Primer Ministro, Pedro Sánchez

“Estamos de acuerdo con la CEI a una comisión bilateral entre los gobiernos de que es perfectamente constitucional para resolver esta crisis política,” dijo Sánchez en la noche del lunes en una entrevista en televisión con la España de la cadena pública TVE, la primera que concede desde que se votó de nuevo como primer ministro.

“Somos conscientes de que existen profundas diferencias: [el catalán separatista de las partes] está defendiendo el derecho a la libre determinación, y estamos defendiendo la autonomía. Queremos votar por un acuerdo, no un desacuerdo, que es lo que ocurre en un referéndum”, ha añadido.

Las negociaciones son también clave para garantizar que el PSOE y anti-austeridad Unidas Podemos coalición es capaz de aprobar un nuevo presupuesto. El gobierno, que carece de una mayoría absoluta en España, la cámara baja del parlamento, de las necesidades de la CEI a abstenerse de emitir el voto con el fin de empujar a través de sus planes financieros en el Congreso. Pero sin habla, “no habrá término político“, advirtió ERC en el congreso el portavoz de Gabriel Rufián durante el debate de investidura a jurar en Sánchez. El primer ministro del anterior fracaso para asegurar la aprobación de su 2019 presupuesto plan llevado a elecciones anticipadas en abril del año pasado, seguido por una repetición de la votación de noviembre. El primer ministro, sin embargo, dijo que está seguro que él puede tener un nuevo presupuesto aprobado “antes del fin del verano” en el mes de septiembre.

Durante la entrevista, Sánchez agregó que quería buscar soluciones a la situación en Cataluña fuera de los tribunales. “Los políticos no pueden estar de pie detrás de la Suprema Corte de justicia. Ha habido negligencia de los deberes, un fracaso de la política”, dijo.

Sánchez también anunció que quería reunirse no sólo con Torra, pero con todos los líderes regionales en España. “Esta vez voy a ser el que va a la sede de gobierno. Esta legislatura tiene que ser uno de consenso”, dijo. Ningún primer ministro español ha nunca antes visitado las regiones españolas en este camino.

Política U-turn

Al principio de la entrevista, Sánchez se muestra material de archivo de sí mismo la defensa de posiciones que, desde entonces, han cambiado radicalmente: por ejemplo, un compromiso que no iba a hablar con Torra y él decía que el mayor obstáculo para un gobierno de coalición con Unidas Podemos fue su líder Pablo Iglesias – que ahora es un viceprimer ministro.

Sobre por qué había hecho estas políticas vueltas en U, Sánchez mantuvo su compostura y explicó: “En política, la realidad viene antes de sus deseos. Y la gente a hacer realidad. Se habló en el [10 de noviembre] elecciones y dijo que quería un progresista de la coalición. Entendí esto y yo lo acepté. Espero que los demás también pueden hacerlo y no obstruyan nosotros”, dijo, en referencia al conservador Partido Popular (PP), que se ha comprometido a luchar contra el nuevo gobierno en cada paso del camino.

El primer ministro también criticó al PP para trabajar con la extrema derecha del partido Vox, que ha golpeado consejo de acuerdos con el partido en muchas regiones y ayuntamientos, y por no hacer frente a la crisis en Cataluña. Según Sánchez, el problema se ha caído al nuevo gobierno, debido a la “inacción” del ex Primer Ministro Mariano Rajoy, del PP. Fue durante Rajoy tiempo en la oficina que el ilegal referéndum de 2017, se llevó a cabo, seguido por una declaración unilateral de independencia.

“Cuando el PSOE está en el gobierno, siempre hay problemas, conflictos. La derecha tiene un problema y no puede aceptar los resultados de las elecciones. Que son malos perdedores. Hemos tenido 40 años de democracia”, dijo.

Fuente de la noticia

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *